foros
 

 

PROMETEO SIGUE ARDIENDO. Una historia del psicoanálisis argentino (1900-1960)
de  Gilda Sabsay Foks

Este libro se presentó en el Museo Roca el 29 de agosto de 2013 con la participación de María Inés Rodríguez Aguilar, Ana Kaplan y Mariano Plotkin.
Transcribimos una síntesis de las exposiciones de los presentadores:

María Rodríguez Aguilar: la autora presenta de una manera ágil una singular historia del psicoanálisis donde a modo de prólogo Sabsay nos informa que presentará la trama donde se ha desarrollado el psicoanálisis en la Argentina y la ha conformado como profesional. Delimita también los conceptos aplicados a la historia y a los métodos historiográficos utilizados. Combina su memoria personal con la memoria histórica  del psicoanálisis y los imaginarios que se instalan con alguna centralidad en la cultura urbana argentina del siglo XX. La autora describe, dentro del marco cultural y político, la instalación e irradiación del freudismo, etapa previa a la institulización del psicoanálisis con la creación de la Asociación Psicoanalítica Argentina en 1942, A continuación se refiere a los cinco pioneros; cómo lucharon para integrar el psicoanálisis en el medio local y posteriormente a la región latinoamericana con la creación de COPAL, Más adelante, a través del Simposio sobre relaciones entre psicoanalistas, exhibe la problemática del poder y sus derivados ideológicos.

Ana Kaplan: Después de las distintas versiones del mito de Prometeo, compara con Freud quien, al igual que Prometeo dedicó su vida a comprender el sufrimiento humano creando el psicoanálisis en un intento de “salvar” a la humanidad. Comenta cómo la autora nos pone en contacto con el movimiento psicoanalítico argentino desde 1900 a 1960, nos lleva a la prehistoria de ese movimiento con la etapa del freudismo y nos ubica en los acontecimientos más importantes en el mundo y en el país historiciando así la llegada del psicoanálisis a la Argentina.
 
Concuerda que se trata de una historia del psicoanálisis en la que Gilda Sabsay transita el sendero que explica la frontera común entre la Institución y su propio recorrido. Como muchos en el mundo psi y cultural ella también se pregunta que hizo que la Argentina y especialmente Bs.As.fuera un caldero para el psicoanálisis y emite algunas hipótesis. Entre otras estudia el medio político, cultural y social de la Argentina donde aparecen las primeras manifestaciones de acercamiento a las ideas freudianas. Al referirse a los pioneros la autora se pregunta en consonancia con el resto del libro cuáles fueron los factores que solos o unidos ayudaron a la constitución de la APA. Considera tres muy importantes: la capacidad y voluntad de un grupo de personas, el desarrollo de la ciencia creada por Freud y su valor para la configuración de un rol social, profesional y el clima político nacional e internacional promovido por la segunda guerra mundial.
Uno de los últimos capítulos del libro se refiere a una de las grandes originalidades de la APA: el simposio sobre relaciones entre analistas. Ahí se reconoció la presencia inevitable del componente específicamente político, presente no sólo por ser psicoanalistas, sino por plantearse qué lugar institucional-simbólico y fáctico darle a dicho componente.

Mariano Plotkin: empezó rescatando el método historiográfico utilizado por la autora en este libro, apoyándose en parte en los conceptos sobre historia desarrollados por Freud en Moisés: distinguir entre la historia real y objetiva, la historia conjetural y lo histórico vivencial.
Destaca la importancia del capítulo Freud en Argentina donde gran parte se dedica al mundo cultural y político donde aterrizan las primeras ideas freudianas. Hasta subraya cómo una psicoanalista nombra Radiografía de la Pampa de Ezequiel Martínez Estrada y su visión pesimista al afirmar que la cultura en América es una máscara porque implantó violentamente una cultura europea en un espacio cultural vacío. Pero la autora subraya que las ideas freudianas, evidentemente europeas vinieron y se desarrollaron en Argentina como una manera de oponerse a la visión totalitaria que comenzaba a consolidarse. Al mismo tiempo Gilda Sabsay se pregunta si la expansión tan llamativa del psicoanálisis en Argentina no se debe en parte a ese intento de oposición.

El historiador Plotkin se congratula por los documentos históricos rescatados por la autora, como por ejemplo la extensa nota publicada en el diario La Nación del sacerdote Leonardo Castellani en ocasión del fallecimiento de Freud y una nota del Ministro de Salud Pública Ramón Castillo solicitando a la APA un asesoramiento sobre determinado tema de salud mental. Lo que muestra la ambivalencia del gobierno de Perón respecto del psicoanálisis.